Fatiga y astenia primaveral en MTC

La astenia es un trastorno caracterizado por una sensación continua de cansancio físico e intelectual, debilidad y falta de vitalidad generalizada sin causa aparente que perdura en el tiempo, aún cuando no estamos realizando un esfuerzo superior al habitual. Otros síntomas habituales pueden ser cansancio y somnolencia durante el día, falta de energía, alteraciones del sueño (especialmente dificultad para conciliarlo), irritabilidad, ansiedad, pérdida del apetito, cefaleas, disminución de la líbido, problemas de concentración o falta de motivación.

La astenia es extremadamente frecuente entre la población general. Se estima que en España una tercera parte de los pacientes que acuden a consulta de atención primaria manifiestan astenia como uno de los síntomas que les inducen a solicitar atención médica. La astenia es más común en mujeres que en varones, y la mayor frecuencia se aprecia entre los 30 y 40 años de edad. Es especialmente patente en ciertas épocas del año, especialmente en primavera (también otoño), cuando muchas personas se sienten más cansadas.

 

 

Astenia primaveral y Medicina Tradicional China

La Medicina Tradicional China ha estudiado las causas de la astenia, obteniendo respuestas a la pregunta clave: ¿por qué no tengo energía? En cultura milenaria China, la energía vital es denominada como Qi. Así pues, se estudia la astenia o falta de energía vital sin causa aparente como un Vacío de Qi, un síndrome importante que además de dar lugar a estas específica fatiga, puede ser un factor en el desarrollo de otras muchas patologías.

En el origen del Vacío de Qi puede estar cualquier enfermedad crónica, el estrés o los sobreesfuerzos, así como una deficiencia congénita, el desequilibrio alimentario, la vejez y los desarreglos fisiológicos de la energía Qi en algún órgano. Cuando hay vacío de Qi, el órgano correspondiente no puede operar correctamente, las funciones del órgano se debilitan y no tiene capacidad de realizar sus funciones correctamente.

 

Fitoterapia China Tradicional:

La fitoterapia permite tratar la astenia de una forma global y sobre todo, de fondo. La Medicina Tradicional China nos ofrece una milenaria fitoterapia para la corrección biológica de este Vacío de Qi, que unida a la espirulina (microalga fuente segura de proteínas, nutrientes, vitaminas y minerales) da como resultado una fitoterapia completísima de doble acción energizante.

E-Qi: Espirulina (Spirulina platensis), Ginseng (Panax ginseng C.A. Meyer.), Poria (Poria cocos Wolf), Atractilodes (Atractylodes macrocephala Koidz.), Angelica (Angelica sinensis Diels), Astragalo (Astragalus membranaceus Moench), Remania (Rehmannia glutinosa (Gaertn.) DC.), Morera (Morus alba L.), Schisandra (Schisandra chinensis (Turcz.) Baill.), Ophiopogon (Ophiopogon japonicus (Thunb.) Ker Gawl.), Dioscorea (Dioscorea opposita Thunb.), Mandarina (Citrus reticulata Blanco).

Según diversos estudios, entre otras propiedades, la espirulina posee virtudes estimulantes, tonificantes y revitalizantes, estimula el sistema inmunitario, regula la presión arterial e incluso reduce el colesterol. Atletas olímpicos la consumen para mejorar su rendimiento deportivo y la NASA enriquece con espirulina la dieta de los astronautas en misiones espaciales.

 

Otras recomendaciones:

  • Es importante descansar respetando las horas de sueño. Mantener unos horarios regulares de sueño, intentando dormir entre 7 y 8 horas cada noche, de modo que el descanso resulte reparador.
  • Tener una vida activa y realizar ejercicio moderado ayuda a liberar tensiones y predispone para el descanso nocturno.
  • Seguir una dieta equilibrada, variada y suficiente que aporte los nutrientes y la energía necesarios.