¿Qué es la Fitoterapia China Tradicional?

Hay ocasiones que tenemos preguntas sobre enfermedades muy comunes que nos ocurren, pero para las que no encontramos respuesta.

¿Por qué me resfrío yo una y otra vez?
¿Por qué este cansancio constante?
¿Por qué mi hijo tiene otitis repetidas?
¿Qué hago con la ansiedad?
¿Tiene el acné algún componente interno?
¿Qué pasa con estas digestiones mías tan lentas?

La Medicina Tradicional China nos ofrece estas respuestas, puesto que durante cientos de años ha estudiado las causas biológicas de las enfermedades; qué ocurre en nuestro organismo para que desarrollemos las enfermedades; qué deficiencias o estasis de éste u otro órgano o qué desequilibrios entre órganos son los causantes de la enfermedad en cada persona.

Además de respuestas a estos porqués, nos aporta también herramientas: Una fitoterapia tradicional, estudiada y consensuada durante siglos para corregir cada uno de estos desequilibrios.

Definición de la Fitoterapia China

La Medicina Tradicional China (MTC) es una ciencia milenaria que, aunque en occidente empezó a ser conocida hacia los años treinta, tiene más de 4.000 años de antigüedad: según reliquias y documentos históricos  se remonta al neolítico y el testimonio escrito más antiguo de MTC data del siglo XI a.C. La Medicina Tradicional China ofrece múltiples opciones para la prevención y el tratamiento de las más diversas enfermedades físicas y mentales mediante el empleo de distintas técnicas: Fitoterapia, Tuina (masaje), Acupuntura, Moxibustión, Dietética China y Qigong.

La Fitoterapia China, Medicina Herbal o Farmacopea China, son mezclas compuestas de 2 a 40 plantas en diferentes proporciones, aunque la inclusión de componentes minerales o animales no es infrecuente en China (en Europa, en atención a la normativa sanitaria y alimentaria, se deben sustituir estas sustancias por plantas equivalentes de acciones similares).

En China, la integración de la Fitoterapia en el sistema de salud nacional está promovida y financiada a nivel institucional. Hasta comienzos del siglo XXI, la Fitoterapia China se basaba en la experiencia empírica y clínica. Sin embargo, actualmente, se ha desarrollado una regulación farmacéutica sobre estas formulaciones, así como leyes fundamentales sobre las que se asientan ensayos científicos avalados.

Historia de la Fitoterapia China

La Medicina Tradicional China (MTC) es una ciencia milenaria que, aunque en occidente empezó a ser conocida hacia los años treinta, tiene más de 4.000 años de antigüedad: según documentos históricos se remonta al neolítico y el testimonio escrito más antiguo de MTC data del siglo XI a.C.

Hasta 1827 la medicina occidental no llegó a China, por lo que desde sus orígenes y hasta aquel momento la MTC fue la única modalidad de práctica médica que se utilizaba en la mayor parte del continente asiático. Este larguísimo período de exclusividad proporcionó a esta medicina una casuística clínica que le ha permitido forjar un modelo teórico basado totalmente en la experiencia acumulada durante miles de años.

Desde la fundación de la República Popular de China, la Medicina China Tradicional se ha desarrollado en forma sostenida, de manera que para fines de 1995 la mayoría de los hospitales generales tenía un departamento dedicado a esta medicina. Asimismo, en 1995 se contaba con 940 fábricas y plantas para la fabricación de los medicamentos herbarios.

Actualmente el repertorio de medicamentos chino es una de las fuentes más amplias (contiene más de 7.000 especies de plantas medicinales) y mejor documentadas que existe. China, Japón y Corea cuentan con una permanente investigación química y farmacéutica de los productos herbarios usados por la población y una constante evaluación clínica. Sin embargo, sin dejar de reconocer la necesidad de contar con una permanente investigación química y farmacológica de los productos herbarios, se optó por realizar, como primer paso para seleccionar los recursos vegetales que deberían investigarse, la evaluación clínica; es decir, se invirtió el método de investigación: primero se confirma la utilización terapéutica del extracto o tisana de uso popular y, a partir de la información clínica obtenida, se desarrolla el nuevo medicamento con estudios clínicos y farmacológicos complementarios.

Las claves de su éxito

  • Se articula alrededor de un diagnóstico personalizado, basado en la diferenciación de “síndromes”, que facilita la identificación de las causas de cada patología en cada persona.
  • Facilita el equilibrio normal del cuerpo y su biología, gracias a una grandísima variedad de fórmulas fitoterápicas, avaladas por la investigación y experiencia de su uso por millones de personas durante cientos o miles de años.
  • La efectividad de sus remedios está basada en el equilibrio de todos los ingredientes que se combinan para conseguir una potente interacción global.
  • Las hierbas chinas conducen un proceso gradual que no solo involucra los síntomas sino también las demás funciones del órgano.

En los últimos tiempos la Fitoterapia China está convirtiéndose en una herramienta en evidente auge y cada vez más presente entre los profesionales de la salud.