Esguince y Medicina Tradicional China

El esguince es una rasgadura, torsión, distensión o estiramiento excesivo de algún ligamento (banda resistente de tejido elástico que une los extremos óseos en una articulación). Los esguinces causan dolor, inflamación e impotencia funcional.

El tratamiento consiste en inmovilización mediante vendaje para asegurar mejor la zona afectada y antiinflamatorios, pero un tratamiento con fisioterapia puede ayudar a recuperar la movilidad de la articulación y una función muscular normal.

 

Causas del esguince según la MTC

Dependiendo de la intensidad del trauma el esguince es de mayor o menor grado. Pero la Medicina Tradicional China estudia que en gran medida, la gravedad del esguince y su cronificación (en algunos casos la lesión puede cronificar hasta la incompetencia para su función y/o el dolor severo), dependerá de la biología correcta o alterada del afectado.

Por ello, hay que corregir la causa biológica, la biología interna alterada que da lugar a que un esguince no se cure o las recidivas se presenten una y otra vez. Esta biología alterada en China es denominada como Viento Frío Humedad más Estancamiento de Qi y de Sangre más Sensibilidad muscular, más Estancamiento en Jing Mai más Vacío de Sangre. Es decir, un terreno en que el estasis sanguíneo y el bloqueo enzimático comunes en todo esguince que no cura bien, se asociarán con una anemia o preanemia.

 

Fitoterapia China tradicional

En China se ha estudiado una fitoterapia con una asociación de plantas con acción drenante de estancamiento en tejidos dañados y a su vez tonificante del déficit sanguíneo.

FÓRMULA I-18: Angélica (Angelica sinensis Diels), Mirra (Commiphora myrrha (Nees) Engl.), Cártamo (Carthamus tinctorious L.), Romero (Rosmarinus officinalis L.), Canela (Cinnamomum zeylanicum Blume), Salvia (Salvia officinalis L.), Hisopo (Hyssopus officinalis L.), Ajedrea (Satureja montana L.).