Los 10 beneficios de la Espirulina

Esta «alga milagrosa» es un concentrado de proteínas de alta calidad y de otros componentes con propiedades estimulantes, depurativas y regeneradoras

 

La espirulina es una cianobacteria que debe su nombre a su forma de espiral y es de color verdoso por la presencia de clorofila. Se caracteriza por ser un suplemento muy saludable que no contiene ningún tipo de producto químico. Además, es de fácil digestión para el ser humano y provoca una gran sensación de saciedad durante un tiempo prolongado.

Millones de personas en todo el mundo utilizan la espirulina como complemento alimenticio en su dieta siguiendo las recomendaciones de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), las cuales recomiendan el empleo de este suplemento contra la malnutrición en situaciones de emergencia humanitaria para conseguir un desarrollo sostenible.

Los beneficios de la espirulina sobre el organismo son conocidos desde tiempos remotos. En concreto, el estudio del provecho de la espirulina surgió a raíz de una publicación en 1940 del ficólogo francés Dangeard tras observar que los habitantes del lago Chad en África, a pesar de vivir en un medio bastante hostil por la falta de alimentos, eran fuertes, estaban bien desarrollados y no caían enfermos.

Estudios posteriores mostraron que estos africanos tomaban un alimento consistente en una especie de tortas verdes que secaban al sol. Analizados los nutrientes, descubrieron la espirulina, un superalimento que aporta vitaminas, minerales, aminoácidos y proteínas en gran cantidad.

 

Nutrientes de la espirulina

La espirulina destaca por las siguientes propiedades:

  • PROTEÍNAS: tiene una proporción de proteínas superior a la de otras fuentes, proporcionando un 65 por ciento de éstas al organismo.
  • LÍPIDOS: los ácidos grasos esenciales ocupan una importante proporción en la composición de la espirulina.
  • MINERALES: la espirulina tiene una cantidad relevante de potasio, magnesio, calcio, zinc, manganeso, selenio, hierro y fósforo.
  • VITAMINAS: la espirulina contiene una alta cantidad de vitaminas diversas como por ejemplo la vitamina E y otros elementos que destacan por sus propiedades antioxidantes, betacaroteno y todas las vitaminas del grupo B.
  • PIGMENTOS: posee pigmentos en altas cantidades que podrían tener efectos antioxidantes y antiinflamatorios.
  • Alto contenido en ÁCIDOS GRASOS POLIINSATURADOS.

 

 

Los 10 probados beneficios de la espirulina

Por su aporte en nutrientes, la espirulina ayuda a mejorar la salud a todos los niveles, físico, mental y emocional. Y además ayuda también a cuidar la salud del medio ambiente pues es un cultivo que necesita menos agua que otros cultivos más convencionales, puede recolectarse durante todo el año y sobrevive en condiciones que son adversas para otras especies. Puesto que nuestra salud es también la salud del entorno en el que vivimos, es un aspecto importante a tener en cuenta.

1.- Mejora la nutrición

Por su aporte nutricional en proteínas de alto valor biológico y fácil digestión es un recurso muy útil para solucionar problemas de malnutrición.

Su aporte en ácidos grasos esenciales contribuye al cuidado de la salud cardiovascular y la regulación de la inflamación, tan frecuente hoy en día y el sustrato de numerosas enfermedades crónicas, algunas tan graves como el cáncer.

2.- Cuida la salud cardiovascular

A nivel cardiovascular, la espirulina también puede ayudar a mejorar el perfil lipídico (las cifras de triglicéridos y colesterol en la sangre) y reducir la agregación plaquetaria (lo que puede servir como prevención anti-trombótica).

3.- Fortalece la inmunidad

La espirulina ha mostrado ser un interesante potenciador del sistema inmune:

  • Incrementa la producción de anticuerpos y citoquinas, incluidos interferones e interleucinas, desarrolla una mayor protección frente a virus y microbios y mejora el estado inmunológico.
  • Mejora las tasas de glóbulos blancos en ratones de laboratorio, lo que puede ser beneficioso al extrapolarlo a los humanos en situaciones de debilidad inmunológica como las enfermedades autoinmunes, la infección por VIH o la fibromialgia.
  • La toma de extracto de espirulina en humanos ha demostrado elevar la llamada «actividad citotóxica» o de destrucción de células específicas, de aplicación en la inmunoterapia del cáncer.

4.- Prevención antitumoral

La suma de efecto potenciador del sistema inmune, protector cardiovascular y antioxidante hacen de la espirulina un suplemento muy interesante como terapia antienvejecimiento pues cubre las principales necesidades del «antiaging». Pero además, ha demostrado propiedades directas antitumorales:

  • Ha mostrado reducir la incidencia de algunos tipos de cáncer, como el de boca.
  • Protege a las células de la sangre del daño por quimio y radioterapia, estimulando la «hematopoyesis» o la producción de células sanguíneas (glóbulos rojos y blancos) en la médula ósea.
  • Protege del daño renal por los tratamientos empleados en el cáncer.
  • Además de potenciar la actividad citotóxica y regular la inflamación.

6.- Efecto depurativo

La espirulina ha mostrado ayudar a limpiar el organismo de metales pesados (plomo, arsénico, estroncio, cesio, etc.). Y protege el hígado de algunas enfermedades específicas, como la fibrosis hepática.

7.- Cuida la salud cerebral

En un estudio con ratones, el aporte de tres alimentos ricos en antioxidantes (arándanos, espinaca y espirulina) demostró protegerlos frente al daño cerebral en caso de infarto. Cuando inducían un infarto cerebral en laboratorio, los ratones que habían comido esos alimentos tenían menos daño cerebral y una mejor recuperación tras el infarto.

8.- Protege la salud ocular

La espirulina puede ayudar a cuidar la salud ocular gracias a su contenido en un pigmento específico, la xantina, que confiere protección al ojo frente a la degeneración propia de la edad.

9.- Ayuda a mejorar la anemia

En estados de anemia, incrementa la hemoglobina, mejora la calidad de la sangre y aumenta la producción de glóbulos rojos, gracias a su elevada riqueza en hierro, su gran concentración en clorofila y su contenido en ficocianina, un pigmento azul que ayuda a inducir la producción de células madre en la medula ósea.

10.- Mejora la fuerza física y la resistencia

Mejora la fuerza física y la resistencia en pruebas de entrenamiento físico, posiblemente asociado con el alto contenido en aminoácidos y en óxido nítrico, un importante dilatador de los vasos sanguíneos

Su rica composición en proteínas de fácil absorción y antioxidantes es útil a los deportistas para recuperarse tras un intenso esfuerzo físico. Además, su elevado contenido en calcio y magnesio ayuda a mitigar posibles calambres.

 

 

 

Precauciones

Las personas incluidas en los siguientes puntos deben evitar el consumo de espirulina:

  • Aquellos que tomen medicamentos que puedan incrementar el riesgo de hemorragia.
  • Mujeres embarazadas o niños en periodo de lactancia.
  • Aquellas personas que padezcan hiperuricemia, hipertiroidismo, fenilcetonuria, o bien algunas enfermedades del hígado y patologías autoinmunes.

Efectos secundarios

La espirulina es un alimento y no un medicamento. Su consumo es seguro en las dosis adecuadas y no se han descrito efectos adversos graves. No obstante, pueden presentarse efectos secundarios, como erupción de la piel, sed o estreñimiento.

Se aconseja a quienes vayan a tomar este alga y estén tomando alguna medicación que consulten previamente a su médico o al farmacéutico.