¿Hay ciencia en la Medicina Tradicional China?

En la era de la informática, la Biología Molecular y las nanotecnologías, el auge de las formas de terapia no convencional, constituye un fenómeno muy debatido en los medios académicos y de comunicación.

Se plantean posiciones desde el escepticismo más extremo bajo la máxima de «la experiencia estadísticamente válida» como única vía; y por otro lado la concepción de «la experiencia basada en la práctica», como quehacer capaz de ignorar a la ciencia.

Sin embargo, esta visión dicotómica de «lo científico» y «lo no científico» propia de la academia y de Occidente puede ser más o menos válida en casos factibles de linealizar y modelar, como es el caso de la actividad biológica de principios naturales o drogas vegetales (compuestos activos aislados y evaluados de uno en uno), en que la experimentación científica corrobora y da «el visto bueno» a la práctica tradicional. En el caso de la Medicina Tradicional China (MTC), es necesario detenerse y cambiar los lentes para poder obtener una respuesta válida.

Se puede pensar que la MTC nunca ha tenido base científica debido a su marco teórico aparentemente subjetivo y su estrecha relación con escuelas filosóficas y teológicas, los caracteres que la acercan más a lo «no científico», y en la mejor de las expresiones a las llamadas ciencias blandas o ciencias del espíritu, consideradas quehaceres nada serios carentes de un marco teórico de peso.

Sin embargo: ¿Y si sus teorías, técnicas y procedimientos sí fueron experimentados? ¿Y si el conocimiento generado durante siglos en un espacio geográficamente inmenso desde entonces, sí fue sistematizado? ¿Y si estos fueran además difundidos y aplicados? Se tendría que repensar la arrogancia de la cultura occidental ante una ciencia a la que hoy le pretende «dar el visto bueno» con otra ciencia, o mejor: con otro método como herramienta.

Bases de la MTC

Para la medicina China, comprender una enfermedad implica captar la relación entre todos los signos y síntomas del paciente. Por tanto, el método chino es holístico y se basa en la idea de que no se pueden comprender las partes si no es en relación con la totalidad. Si una persona presenta un síntoma, la medicina china trata de averiguar cómo encaja ese síntoma dentro del esquema global del paciente. Posee un sistema de diagnóstico muy desarrollado que se basa en cuatro fases: Interrogatorio, observación, percepción del olor y del sonido y palpación.

Es importante hacer notar que el diagnóstico chino no está basado en la tecnología punta sino en las cualidades humanas del terapeuta. Sin negar el interés de ciertos exámenes modernos, un profesional de medicina china bien formado puede, por ejemplo, a través de la toma del pulso radial, detectar ciertos desequilibrios mucho antes de que puedan ser detectables por otros medios.

La MTC está igualmente constituida por un sistema terapéutico extremadamente desarrollado y perfeccionado que ha hecho célebre este arte médico a través del mundo. Se apoya sobre cuatro pilares fundamentales: fitoterapia, acupuntura y moxibustión (aplicación de calor sobre la superficie cutánea), tuina (masaje y técnicas manipulativas) y dietética china.

Fitoterapia China

El repertorio de medicamentos chino es una de las fuentes más amplias (contiene más de 7.000 especies de plantas medicinales) y mejor documentadas que existe; además, goza de un uso continuo. Hay que señalar que no sólo se incluyen drogas vegetales, sino que también constan especies minerales y sustancias animales.

Hasta que en 1975 la OMS empezó a prestar atención a los éxitos alcanzados por Oriente en la buena solución de las enfermedades, la estrategia seguida en la República Popular China consistió en el reconocimiento del valor intrínseco de su propia cultura médica y del conocimiento sobre la utilidad curativa de las plantas medicinales preservada durante milenios. Para ello incorporaron el herbolario en la medicina oficial, lo que permitió hacer una valoración informativa de investigación clínica de las plantas medicinales utilizadas.

En concreto, China, Japón y Corea cuentan con una permanente investigación química y farmacéutica de los productos herbarios usados por la población y una constante evaluación clínica, como las llevadas a cabo en el hospital de Beijing en China. Sin embargo, sin dejar de reconocer la necesidad de contar con una permanente investigación química y farmacológica de los productos herbarios usados por la población o recomendados por los acupuntores, se optó por realizar, como primer paso para seleccionar los recursos vegetales que deberían investigarse, la evaluación clínica; es decir, se invirtió el método de investigación: primero se confirmó la utilización terapéutica del extracto o tisana de uso popular y, a partir de la información clínica obtenida, se desarrolló el nuevo medicamento con estudios clínicos y farmacológicos complementarios.

Uno de los mejores ejemplos de la acertada estrategia de investigación fue la realizada con Artemisa annua (qinghao), medicamento antimalárico que resuelve el problema de las resistencias a la quinina y sus derivados. El qinghao se ha utilizado en China durante más de 2.000 años. La investigación se inició en 1973 con la utilización del extracto original, administrado por vía oral a 2.099 enfermos de malaria. Esto se hizo bajo un estricto control médico en 12 hospitales: el 98% de los pacientes se curó. Frente a tan contundente resultado y reuniendo una detallada información clínica sobre el efecto observado, se aisló el compuesto activo en los 6 siguientes meses de trabajo. En sintetizar el compuesto y varios derivados se tardó un año. Unos 4 años después se conoció el mecanismo de acción de los productos obtenidos y se industrializaron los derivados más eficaces, artemisinina y arthemeter.

El desarrollo de medicamentos bajo la estrategia oriental no se ha limitado a la utilización de principios activos obtenidos de la planta cuyo uso en la medicina tradicional estaba bien documentado, sino que también incluye la valoración de plantas en uso por la población actual. Esto ha dado como resultado el reconocimiento de plantas medicinales como Ligusticum chuanxiong, eficaz en el tratamiento de la angina de pecho; Crataegus oxycantha, para accidentes cerebrovasculares; Angelica sinensis, útil en el tratamiento de las hepatitis; Rhizoma cynanchi stauntonii, que posee acción antiinflamatoria, expectorante y antitusígena útil en las bronquitis crónicas; Xiang shi qing jie, de acción antibiótica; Qingyangshen, contra la epilepsia mal controlada, y un largo etcétera.

Pero, además, también se estudió el valor terapéutico de combinaciones de plantas medicinales de tradición popular mediante estudios clínicos y posteriores investigaciones químicas y farmacológicas. Así, por ejemplo, Kampo es una mezcla de diversas plantas útil para estimular las defensas y útil como coadyuvante en el tratamiento del cáncer; Shimotsu-to es una combinación que tiene un efecto eficaz contra la inflamación crónica; Nao Li Su es una combinación de cinco plantas que incrementa el número de glóbulos rojos en las anemias crónicas del anciano, y Nao Yi An es un complejo de plantas efectivo en la prevención y tratamiento de hemorragias cerebrales.

Gracias a este constante trabajo de investigación y evaluación de la calidad, la inocuidad y la eficacia de las plantas medicinales, la edición de la Farmacopea de la República Popular de China de 1990 incluía 784 artículos sobre los medicamentos chinos tradicionales y 509 artículos sobre los medicamentos chinos patentados. Las monografías describen la fuente o las sustancias usadas, las prescripciones, los métodos de preparación, la identificación, el examen, la extracción, los efectos y las indicaciones, así como métodos principales de uso, dosificación y precauciones.

Conclusiones

Los valores del sistema terapéutico como la MTC son válidos y comprobables hasta ahora sólo dentro del sistema de conocimientos en que se tejieron, y resulta muy diferente al de la medicina occidental; por tanto al superponerlos no tienen por qué coincidir.

La medicina moderna fue conseguida también con mucha entrega; pero en otro sistema. La problemática se hace evidente cuando se pretende intervenir en cada una empleando el dominio de la otra, de esta interacción resultan contradicciones epistemológicas; pero también de ellas emergerán las formas óptimas para su aceptación e integración.

 

kiss x sis episode 12 bp picture sexy open english turbanli twitter porno tori lusts for big black cock blue film english sexy tattooed punk college girl gets fucked after lesson private com sexy blonde liberta black takes turns on 4 bbcs impudent man fucks a busty married housewife in her husband s house desiremovies all movies cikgu tudung hijau tumblr xxvideostudio video editor app ios crazy awesome anal fisting for ukrainian porn star xxzxcuzx me crystal castles jinsi ya kutombana vizuri